El 25% de las redes wifi del mundo no tienen ninguna protección de cifrado ni contraseña, es decir, que la información que transmiten está completamente abierta y puede ser interceptada y leída por cualquiera

Una de cada cuatro redes wifi públicas no es segura


El 25% de las redes wifi del mundo no tienen ninguna protección de cifrado ni contraseña, es decir, que la información que transmiten está completamente abierta y puede ser interceptada y leída por cualquiera, según un informe de Kaspersky Lab.

“Después de analizar más de 31 millones redes Wi-Fi públicas o hotspots en todo el mundo, Kaspersky Lab ha descubierto que una de cada cuatro no son seguras y representan un riesgo para los datos personales de los usuarios que se conectan”, señalan. Eso significa que todo el tráfico transmitido a través de esas redes, incluyendo mensajes personales, contraseñas, documentos y mucho más, puede ser fácilmente interceptado por los ciberatacantes.

Según los datos de Kaspersky Security Network, un cuarto de las redes Wi-Fi del mundo no tienen ninguna protección de cifrado o contraseña de ningún tipo. Otro 3% de los hotspots usan WEP (Wired Equivalent Privacy) para cifrar datos. “Este protocolo no es del todo seguro y se puede hackear en cuestión de minutos con herramientas que están disponibles gratuitamente en Internet”, explican los analistas de la firma.

El resto, casi tres cuartas partes de los hotspots Wi-Fi, utilizan una forma más segura de cifrado basada en la familia de protocolos de Acceso Protegido Wi-Fi (WPA). El esfuerzo requerido para proteger estas redes depende de los ajustes, incluyendo la contraseña. Por ejemplo, si se trata de una contraseña débil o públicamente accesible (que esté, por ejemplo, en pantalla en un café), un cibercriminal también podría descifrar cualquier tráfico transmitido.

Los 20 países con mayor porcentaje de hotspots Wi-Fi no cifrados incluyen muchos destinos turísticos: Tailandia, Francia, Israel, Estados Unidos, entre otros. Los viajeros suelen ser los usuarios más vulnerables porque el hotspot Wi-Fi disponible más cercano es, a menudo, la única forma de mantenerse conectados.

Fuente:Las provincias


No hay Comentarios

Deja un comentario

*

*