Un filipino descubre que la piedra que tenía en casa es la perla más grande del mundo
Una perla de 34 kilos espera la certificacion de las mas grande del mundo

Un filipino descubre que la piedra que tenía en casa es la perla más grande del mundo

Creían que tenían en casa un molesto pedrusco, y lo que guardaban en realidad era la perla más grande del mundo. Esto es lo que le ha pasado en Filipinas a la familia de Abraham Reyes, sorprendida por un descubrimiento que cambiará radicalmente sus vidas después de haber custodiado la preciada pieza durante 60 años. Al final ha resultado que tenían en sus manos sin saberlo cerca de 80 millones de eurossegún publica ‘es.gizmodo.com’.

El abuelo de este joven filipino de 34 años le compró en 1959 una ‘inocente’ almeja a un pescador en Camiguin, una pequeña isla al sureste de Manila. Y para hacerle una gracia a la tía de Reyes, se le ocurrió regalársela. La valiosa perla estaba dentro, pero la familia no tenía ni idea de lo que contenía aquella almeja gigante.

Un día a Abraham le llegó una parte de la herencia familiar donde se incluía la perla. Como su tía ya se barruntaba que allí podía haber algo extraordinario, el joven decidió guardarla durante un tiempo en una caja fuerte.

El propio Reyes se lo ha contado así a los medios: “Estas almejas gigantes eran muy comunes. Se usaban para baños de bautismo. Algunas de ellas están incluso en jardines … algunas tenían anomalías que no sabían que eran perlas. Mi familia jamás le dio importancia, nadie la miraba y creían que no valía nada, ni siquiera parecía una perla”.

Pero este año llegó el momento de averiguar la verdad. Dos expertos le dijeron que lo que tenía entre manos era en realidad la perla natural más grande que jamás habían visto. Los tasadores de seguros le dijeron que su valor está situado alrededor de los 80 millones de euros.

Un gigantesco diente

La perla pesa 27,65 kilogramos, cuatro veces el peso de la Perla Lao-Tzu, también llamada la Perla de Alá, que hasta hace poco pasaba por ser la más grande del mundo. La piedra de Reyes es blanca y parece un diente enorme del tamaño de un bebé.

Reyes se apresuró a autenticar la perla con la ayuda de un consultor de arte, Anthony Wu. La llevaron a testar en el Instituto Gemológico de América en Nueva York, y los expertos confirmaron sus sospechas.

Según Wu, las almejas gigantes se encuentran principalmente en aguas extremadamente profundas alrededor de Filipinas. “Por lo general están ubicadas junto a los arrecifes de coral y son una especie protegida”, precisa. Los expertos les han dicho que la perla puede tener más de 1.000 años. “No hay otro ejemplo registrado de una perla gigante tan enorme”, sentencia Wu.

No hay Comentarios

Deja un comentario

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias populares

Escuchar Radio Online

Escuchar música latina y europea