La fiscalía pide 11 años de cárcel para Sandro Rosell
Sandro Rosell

La fiscalía pide 11 años de cárcel para Sandro Rosell

La fiscalía ha solicitado una pena de 11 años de cárcel y una multa de 59 millones para Sandro Rosell, expresidente del Fútbol Club Barcelona, por crear una red para apropiarse de fondos de la Confederación de Fútbol Brasileña (CFP) por los derechos de retransmisión de los partidos de su selección, así como de contratos de patrocinios con la marca Nike. Según confirman fuentes jurídicas, el Ministerio Público ha solicitado esta condena en un escrito enviado al juzgado de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional, donde pide la apertura de juicio oral contra Rosell y el resto de los presuntos componentes de la trama —Marta Pineda, Joan Besolí, She Ohannessan, Pedro Anfrés Ramos y José Colomar—, para los que solicita sentencias de hasta ocho años de prisión.

La instructora Carmen Lamela dictó el pasado junio el auto de procesamiento de los seis. La magistrada considera que los imputados tejieron una estructura estable y con un claro reparto de roles. “Guiados del común propósito de obtener así importantes beneficios económicos, al menos desde el año 2006, formaron [una red] reforzada por vínculos de amistad y parentesco, dedicada al lavado de capitales a gran escala”, subraya el Ministerio Público en el escrito remitido a la Audiencia Nacional. El fiscal otorga a Rosell el papel de la “dirección” de este grupo.

El expresidente del Barcelona y Besolí —gestor de profesión y que era titular de un importante número de sociedades y cuentas bancarias en Andorra— llevan en en prisión provisional desde hace un año, cuando cayeron en mayo de 2017 en la bautizada Operación Rimet, que destapó esta organización en la que el exdirectivo del Barça habría blanqueado casi 15 millones de euros. Y habían creado para ello supuestamente un entramado de empresas. “Muchas de ellas, puramente instrumentales, sin infraestructura y radicadas en paraísos fiscales y territorios offshore“, apunta el Ministerio Público.

Lamela centra sus pesquisas en dos operaciones, donde la organización procedió a ocultar las cantidades ilícitamente desviadas por el expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF) Ricardo Terra Teixeira, procedentes de la venta de los derechos de retransmisión de 24 partidos de la selección de fútbol de Brasil y el contrato de esponsorización firmado también por la CBF con la marca deportiva Nike, donde intervino una sociedad de Rosell denominada Ailanto.

La juez se remonta al año 2006 y relata cómo el primero de los contratos, firmado por Terra Teixeira con una sociedad árabe domiciliada en las islas Caimán, tenía por objeto obtener los derechos de 24 partidos amistosos disputados por la selección de Brasil. Lamela detalla cómo “se impuso a la compradora el pago de unos fondos de los que, en beneficio propio, se apoderaron Sandro Rosell y Ricardo Terra Teixeira, en perjuicio de la CBF. De esta forma, Terra Teixeira recibiría un total de 8.393.328 euros y Rosell, 6.580.000 euros, en ambos casos sin conocimiento de la CFB y en su perjuicio”.

La Fiscalía considera a los componentes de la trama culpables de los delitos de blanqueo de capitales y organización criminal.

Por: El País

No hay Comentarios

Deja un comentario

*

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Noticias populares

Escuchar Radio Online

Escuchar música latina y europea