INFORMACIÓN DE CONTACTO:

Calle Doctor Oloriz #5 Bajo
Valencia

TELÉFONO:

Un excepcional repicar de la campana de la conocida Torre de la Vela ha anunciado a la ciudad la “buena noticia” a primera hora de esta martes, como ya ocurrió el pasado 17 de junio cuando el recinto nazarí volvió a permitir la visita tras tres meses de cierre prologando debido al primer confinamiento de la pandemia.

Aunque con un aforo limitado al 65 por ciento, unas 4.200 entradas diarias disponibles y manteniendo su horario diurno de invierno entre las 8:30 y las 18:00 horas, la Alhambra encara esta ‘nueva vuelta’ de una forma especial porque solo puede ser visitada de momento por vecinos y residentes en Granada capital al seguir vigente el cierre perimetral en todos los municipios de Andalucía.

Rocío Díaz, directora del patronato público que gestiona el recinto, ha dicho a Efetur que, desde la responsabilidad, la prudencia y cumpliendo en cada momento todas las normas que marcadas por las autoridades sanitarias, desde este martes se abre una nueva “oportunidad única” para visitar el principal monumento de Granada.

“Para revivir con más serenidad su historia, muchos siglos después, asentada sobre una colina, la de la Sabika, que irradia sabiduría, belleza y sensibilidad”, ha señalado Díaz, que ha explicado que se han adecuado todos los espacios a las condiciones de seguridad e higiene para garantizar la seguridad de personal y visitantes y en cuanto a la organización de la visita.

Con las visitas nocturnas suspendidas debido a las restricciones marcadas por las autoridades competentes, a partir de esta semana también se ha reanudado el programa de visitas gratuitas de los sábados y domingos para los residentes granadinos, previa reserva de entrada en la web de la Alhambra o en el Corral del Carbón.

Los pocos visitantes que podían verse a primera hora de la mañana en las inmediaciones del monumento han destacado a Efetur la oportunidad excepcional que supone visitarlo desde estos días.

“Me da mucha lástima que no haya gente. Egoístamente me gusta que no haya gente, pero también pienso que Granada necesita del turismo”, ha comentado una visitante de Murcia que se encuentra de paso en la ciudad por un asunto personal.

Atrás quedan los meses de verano en los que la Alhambra ha llegado a agotar en ocasiones todas sus entradas disponibles, fundamentalmente por turismo nacional, y las tres últimas semanas de cierre obligatorio que, desde el pasado 10 de noviembre y hasta este lunes, han obligado al patronato a la devolución de un total de 832 tiques por un importe de casi 10.000 euros.

Según datos facilitados a Efetur, para los próximos días ya hay vendidas más de medio millar de entradas de General Diurna y de Alcazaba y Generalife.

Durante este reciente cierre, el patronato ha llevado a cabo labores propias de mantenimiento en El Partal y la conexión de albercas en los jardines de San Francisco, entre otras, además de reparaciones de paramentos en la Torre del Homenaje, ventanales del Mirador de Lindaraja o el desagüe de la alberca de Arrayanes.

En cuanto a restauración se ha actuado en el alfarje de la alcoba de la Puerta del Príncipe, carpinterías de la Casa de las Pinturas, la balaustrada del pabellón norte del Generalife, yeserías de la sala de los Reyes y del Patio de Arrrayanes, y se han licitado obras de rehabilitación de la cubierta de la Torre de las Cabezas y para la colocación de nuevas luminarias en el patio del Palacio de Carlos V.

Aunque el presidente de la Asociación de Guías de Granada, Miguel Campos, ha reconocido a Efe que la llegada de visitantes a la Alhambra es todavía “muy tímida” y que, de hecho, no cuentan con ningún servicio contratado para estos primeros días de reapertura debido al cierre perimetral de la ciudad, ha valorado “muy positivamente” que el monumento vuelva a abrir sus puertas.

“La Alhambra es la chispa para una bujía turística. Si está abierta mantenemos vivo un reclamo potentísimo”, ha comentado el representante del colectivo de guías, quien también ha destacado la oportunidad excepcional y la experiencia única que supone visitar estos días el monumento “de forma tranquila, casi en silencio, sin colas, ruidos ni aglomeraciones”.

Fuente: EFETOUR

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.