INFORMACIÓN DE CONTACTO:

Calle Doctor Oloriz #5 Bajo
Valencia

TELÉFONO:

La periodista Mila Ximénez, de 68 años, ha sido ingresada en un hospital madrileño a causa de las complicaciones causadas por el cáncer de pulmón que le fue diagnosticado hace un año.

La revista Semana ha publicado que Mila fue ingresada este lunes en el hospital de La Luz de Madrid, donde le tratan su enfermedad. Mila, que lleva tres semanas sin acudir a magacín vespertino de Telecinco, habló en su última aparición hasta la fecha de cómo se encontraba. Por entonces explicó que estaba esperando unos resultados médicos importantes y que en función de ello tomaría la decisión de continuar con el tratamiento o tirar la toalla.

Las revistas del corazón, después de aquel programa, la han retratado por la calle junto a su hija, Alba Santana, que viajó desde Holanda para estar con su madre.

Una amigo de la periodista declaraba a Informalia horas antes de conocerse que había sido ingresada que se temía que Mila “podría haber perdido las ganas de vivir” pero que esperaba que “ese cáncer que le quema por dentro no sea un obstáculo irreversible en su existencia”. También nos desvelaba que el entorno que la televisiva señalaba que ella “ya no puede más” y que “ve que su lucha contra el cáncer es tan dura que se le pasa por la cabeza tirar la toalla”.

Cuentan que está perdiendo la esperanza al contemplar que su estado no evoluciona como desearía. Es triste, pero real. “Y ni el cariño de todos los que la queremos sirve de esfuerzo añadido en esta lucha tan desigual”, se lamenta una persona que la adora. La última vez que nuestro informante pudo comunicarse con ella fue por Whatsapp. “Estoy cuidándome mucho. Lo peor son los ciclos de quimioterapia, que no me puedo mover”, contaba con cariño.

Es sintomático que los mensajes de apoyo y cariño de sus amigos, desde Belén Esteban, a María Patiño y otros compañeros se hayan intensificado en estas últimas semanas, sobre todo desde que la ex de Manolo Santana contara que estaba a la espera del resultado de unas pruebas importantes y que sería entonces cuando decidiera seguir o no con su tratamiento médico. 

“Prefiero creer que ha optado por la primera opción. De lo contrario saltarían en mi interior todas las alarmas”, confiesa un buen amigo de Mila.

Hace pocas semanas nos sorprendía con estas duras palabras: “He pasado un mes fatal, no puedo más”, admitía con más coraje que fuerza vital. A esas declaraciones se unían otras anteriores igual de dramáticas: “No quiero seguir viviendo así, no vives, es horrible, estoy asustada. Tengo fuerza, pero cada vez me cuesta más sacarla y levantarme. Y si tengo que morirme, quiero hacerlo bien, y si me dicen que esta enfermedad va para largo se acabó el tratamiento”, decía la periodista sevillana. “A los setenta años es súper educado morirse, una edad muy elegante”, repetía con su retranca eterna. Mila cumple 69 el 21 de mayo.

La andaluza cambiaba sin embargo el mensaje de optimismo y se sumergía en otro más pesimista que alarmaba a los que confiamos en su recuperación. Como recordarán nuestros lectores, a Mila le diagnosticaron un cáncer de pulmón que afectaba también al hígado y otras partes de su cuerpo.

Fuente: Informalia

Share:

administrator

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.