INFORMACIÓN DE CONTACTO:

Calle Doctor Oloriz #5 Bajo
Valencia

TELÉFONO:

Picaresca, colas, caminatas, rescates y hasta un incendio. El fin de semana en las calas de la Marina Alta da para un libro. Es una aventura. Los pasados sábado y domingo medio litoral de la comarca colgó el cartel de aforo completo. Va a ser la tónica durante este verano del coronavirus. Dénia cerró las calas de les Rotes; Xàbia, las de la Granadella y la Barraca y el sábado también la playa de la Grava; El Poble Nou de Benitatxell, el Moraig; Benissa, la playa de la Fustera y todas sus calas; Teulada-Moraira, el Portet, y Calp, en horas punta, también le echó el pestillo a sus calas.

En Xàbia, los controladores de la empresa Vectalia, contratados por el ayuntamiento para bajar la barrera primero a los coches (esto ya se ha hecho en los últimos veranos para evitar la masificación) y luego, cuando las playas ya no dan más de sí, también a los bañistas, comprobaron en seguida que la picaresca también hace camino en la nueva normalidad. La cala del Portitxol (la Barraca) estaba ya a tope. Se formaban colas de bañistas que esperaban a que se despejara un poco la playa para poder bajar a pie. Los controladores detectaron que había quien burlaba la barrera y bajaba tan pancho. Los bañistas encontraron un resquicio entre los chalés. Es una escalerita que permite eludir el control de acceso. La Policía Local tuvo que acudir a precintarla porque esa rendija amenazaba con convertirse en un coladero. Además, otros turistas aparcaban cerca de la Creu del Portitxol y se adentraban en la senda que lleva a la Barraca. Se corrió la voz de esos dos atajos.

Mientras, en la Granadella también ha sido un fin de semana de darse la paliza a caminar. En la cala hay sitio para 180 coches (aparcan en el vial en zigzag del Pic Tort). Cuando está completo, los turistas pueden bajar a pie hasta que la playa ya llega a su aforo máximo (200 personas). La caminata es para pensárselo. Pero nadie lo hace. Familias con niños, padres con carritos de bebé y jóvenes bien cargados patean los tres kilómetros que hay hasta la cala. Luego, carretera arriba, arrastran los pies los tres kilómetros de vuelta. Se meriendan seis kilómetros para disfrutar de la Granadella.

Fuente: Levante-EMV

Share:

administrator

Energía Estéreo se definen como una cadena musical que combina las últimas tendencias de los ritmos latinos y europeos. Salsa, merengue, vallenato, bachata, cha-cha-chá, reggaetón, electro latinó, dance y pop entre otros. Además la cadena emite breves boletines de noticias de toda índole: Así mismo programas sociales especialmente de ayuda a inmigrantes. El resultado es una programación innovadora, multicultural, variada, fresca y vanguardista. Una propuesta radial que resulta irresistible para el mundo latino y europeo que nos puede escuchar a través de internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.