INFORMACIÓN DE CONTACTO:

Calle Doctor Oloriz #5 Bajo
Valencia

TELÉFONO:

Los Mossos d’Esquadra han desalojado este lunes por la noche a los radicales que rodeaban la entrada del Parlament, después de que unos centenares de independentistas concentrados se agolparan a las puertas tras las marchas por el 1-O. Los Mossos cargaron contra los concentrados y han disparado proyectiles Foam.

La movilización convocada este lunes por la ANC y otras entidades soberanistas ha terminado sobre las 20:30 horas ante el Parlament con abucheos al presidente catalán Quim Torra y escenas de tensión entre un grupo de manifestantes, que intentaban saltar las vallas de seguridad, y los Mossos d’Esquadra.

Al término de los parlamentos en el escenario instalado en el Parque de la Ciutadella, frente al edificio del Parlament, varias decenas de manifestantes, muchos de ellos encapuchados,trataron de traspasar el cordón policial para acceder a la Cámara catalana.

Los manifestantes derribaron algunas vallas y las han lanzado contra los agentes, a los que también han arrojado pintura, palos de banderas y botellas de agua, e incluso se enfrentaron físicamente a los voluntarios de la ANC y de otras entidades organizadoras de la movilización, que trataban de aplacar los ánimos y evitar que rompieran el cordón policial.

Este grupo de manifestantes fue ganando posiciones al tirar al suelo las vallas, por lo que los Mossos tuvieron que fijar el cordón policial algo más atrás, frente a la misma fachada del Parlament, que ha cerrado sus puertas.

A lo largo del acto, además, una parte de los manifestantes abucheó al presidente catalán, Quim Torra, y al presidente del Parlament, Roger Torrent, entre gritos de “Buch dimisión”, “Puigdemont, nuestro presidente“, “Hemos votado, la paciencia se ha acabado” o “El pueblo manda, el gobierno obedece”.

Tras ser desalojados de los alrededores del Parlament, un grupo de manifestantes se trasladaron a la zona de la Ciutadella, quemando contenedores y lanzando piedras mientras se alejaban.

Protestas frente a la Jefatura Superior de la Policía

Mientras, parte de los manifestantes de la movilización del lunes por la tarde en Barcelona por el 1-O se concentraron por la noche ante la Jefatura de Policía, en la Via Laietana, contra la que lanzaron objetos, y Mossos antidisturbios les sacaron de la entrada.

Poco antes de las 22.00 horas, furgones antidisturbios empezaron a ocupar la calzada y han cargado contra algunos activistas.

Tras los disturbios, el expresidente catalán Carles Puigdemont publicó en Twitter un mensaje en el que afirmaba: “Si van encapuchados no son del 1-O. Si usan la violencia no son del 1-O. Lo hicimos a cara descubierta y de forma pacífica. De esta manera vencimos, hace un año, a un Estado autoritario”.

En su tuit, el ex presidente de la Generalitat de Cataluña se pregunta a continuación: “¿Quién tiene interés en que se infiltre la violencia perdedora allá donde hemos resistido con una paz vencedora?”.

Antes de los incidentes, miles de personas participaron en la manifestación convocada por la tarde en Barcelona por la ANC y otras entidades soberanistas para reivindicar el cumplimiento del “mandato” del 1-O, un año después del referéndum unilateral de independencia.

La Guardia Urbana ha cifrado en 180.000 el número de asistentes a la marcha, a la que se sumaron diversos miembros del Govern y que discurrió desde la plaza Catalunya hasta el Parlament, donde los manifestantes fueron recibidos por el presidente catalán, Quim Torra, y el presidente de la Cámara catalana, Roger Torrent.

En la cabecera, varios ciudadanos portaban urnas utilizadas en la jornada del referéndum ilegal -entregadas al Parlament como símbolo del “mandato del 1 de octubre” que reclaman cumplir- y detrás de ellos se situaba una pancarta con el lema “1-O, ni olvido ni perdón”.

Los manifestantes avanzaron entre numerosas banderas esteladas, una gran pancarta con el lema -en inglés- “La autodeterminación es un derecho humano”, carteles que piden “Libertad presos políticos” y gritos de “Independencia”, “Las calles serán siempre nuestras” “Sin desobediencia no hay independencia” y “Abramos las cárceles”.

También se escucharon gritos pidiendo la “dimisión” del conseller de Interior, Miquel Buch, cuya destitución ha sido pedida por la CUP y los Comités de la Defensa de la República (CDR) por las cargas del pasado sábado en la movilización independentista en Barcelona.

Una jornada de movilizaciones

Además, miles de estudiantes universitarios y de secundaria -50.000 según los convocantes y 13.000 según la Guardia Urbana- se manifestarn por el centro de Barcelona para reivindicar “la validez del resultado del referéndum” unilateral del 1-O del año pasado.

Convocados por la Plataforma Universitats per la República y por el Sindicato de Estudiantes, la manifestación ha arrancado a las 12.25 horas de hoy en la plaza de la Universidad y ha finalizado dos horas más tarde en la plaza Sant Jaume. Una de las urnas inmovilizadas el 1-O del año pasado y una gran pancarta con el lema “Ni olvido ni perdón” encabezaban la manifestación.

En un ambiente festivo y reivindicativo, los estudiantes exhibieron pancartas con lemas como: “Ganaremos la República”, “libertad presos políticos”, “las calles serán siempre nuestras”, “fuera las fuerzas de ocupación” y “España, cariño, lo nuestro no funciona”. Los estudiantes han tirado seis huevos contra la fachada de la Jefatura Superior de Policía de Via Laietana, mientras gritaban “Fuera las fuerzas de ocupación”.

Movilización de los CDR

Los Comités de Defensa de la República (CDR) protagonizaron desde primera hora de este lunes cortes de tráfico en el centro de Barcelona y en algunas autopistas, como la AP-7, así como las vías del AVE en Girona, para conmemorar el 1-O, antes de manifestarse al mediodía por las calles de la capital catalana.

Las acciones de los CDR arrancaron poco antes de las 7.00 horas con la irrupción de hasta 400 activistas en la estación del AVE en Girona, donde ocuparon las vías e interrumpieron durante algo más de dos horas el servicio de Alta Velocidad Figueres-Girona-Barcelona.

Con gritos de “1-O, ni olvido ni perdón”, los CDR impidieron que uno de los trenes del AVE que llegaba a la estación pudiera detenerse para que los pasajeros bajaran del convoy y los que esperaban pudieran subir al mismo.

La interrupción del servicio ferroviario llegó a su fin poco después de las 9.00 horas cuando los CDR dejaron su actitud de manera voluntaria.

También miembros de estos comités retiraron por la mañana la bandera española que ondeaba en la fachada de la Delegación del Govern de la Generalitat en Girona y han colgado en su lugar una estelada.

Desde primera hora estos grupos también provocaron cortes en múltiples puntos de la red viaria como la AP-7, a la altura de Hospitalet de l’Infant (Tarragona), que ha durado unas cuatro horas; la A-2, entre Sant Andreu de la Barca y Sant Vicenç dels Horts (Barcelona); y en la autovía Ll-11, en Lleida; ocasionando además retenciones destacables en los accesos en Barcelona.

Los activistas pusieron fin a la protesta de l’Hospitalet levantando los peajes para que pasaran los vehículos, algo que también se ha repetido en el peaje de Martorell (Barcelona), en la misma AP-7; y en Vilassar de Mar (Barcelona) y El Vendrell (Tarragona), en la C-32.

Más protestas en Barcelona

Al mediodía, centenares de activistas se manifestaron por el centro de Barcelona, con una pancarta en la cabecera con el lema “Tumbemos el régimen. Votamos independencia”, y coreando gritos como “1-O, ni olvido ni perdón” o “”Sin desobediencia no hay independencia”, mientras han pedido la dimisión del conseller de Interior, Miguel Buch, por las cargas de los Mossos el sábado contra independentistas.

Otra manifestación reunió a la misma hora a centenares de estudiantes convocados por la Plataforma d’Universitats per la República y el Sindicat d’Estudiants que reivindicaron “la validez del resultado del referéndum” unilateral del 1-O del año pasado.

La manifestación, que arrancó en la Plaça Universitat y ha llegado a la Plaça Sant Jaume, estuvo encabezada por una de las urnas utilizadas el 1-O del año pasado y una gran pancarta con el lema: “Ni olvido ni perdón”.

POR: LEVANTE-EMV

Share:

administrator

Energía Estéreo se definen como una cadena musical que combina las últimas tendencias de los ritmos latinos y europeos. Salsa, merengue, vallenato, bachata, cha-cha-chá, reggaetón, electro latinó, dance y pop entre otros. Además la cadena emite breves boletines de noticias de toda índole: Así mismo programas sociales especialmente de ayuda a inmigrantes. El resultado es una programación innovadora, multicultural, variada, fresca y vanguardista. Una propuesta radial que resulta irresistible para el mundo latino y europeo que nos puede escuchar a través de internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.