INFORMACIÓN DE CONTACTO:

Calle Doctor Oloriz #5 Bajo
Valencia

TELÉFONO:

Son mujeres formadas, comprometidas y conocedoras de los beneficios que la leche materna tiene para los neonatos. Unas han llevado su embarazo a término y tienen niños sanos; otras han tenido bebés prematuros o con alguna patología seria; y otras han perdido a su hijo antes o después del parto. Son un centenar y son las donantes de leche materna de la Comunidad de Madrid que, en plena pandemia, garantizan el mejor alimento a los más vulnerables.

Y es que, sin haber oído hablar del coronavirus ni de la pandemia que obligaría a confinar en sus casas a medio mundo, a principios de este año, el banco de leche materna de la Comunidad de Madrid puso en marcha un servicio de recogida de la leche a domicilio cuyo objetivo era, en principio, hacer más fácil la vida de las donantes.

“Ahora es lo que está manteniendo la donación porque evita el desplazamiento de las mujeres al hospital” y garantiza las medidas de seguridad ante la COVID-19, reconoce, en una entrevista con Efe, la responsable del Banco Regional de Leche Materna de la Comunidad de Madrid y neonatóloga del Hospital 12 de Octubre, Nadia García Lara.

Ahora la leche materna se recoge a domicilio

Tras superar la COVID-19 ha vuelto a su trabajo y explica que, además, para minimizar el riesgo de contagio, desde el 14 de marzo -cuando se decretó el estado de alarma-, la leche se recoge una vez al mes.

Hasta que se puso en marcha este servicio eran las propias donantes las que cada quince días entregaban su leche en uno de los hospitales o centros autorizados.

Desde allí se enviaba al 12 de Octubre donde se pasteuriza, procesa y distribuye a los otros cinco hospitales públicos de la red de bancos de leche de la Comunidad: La Paz, Puerta de Hierro (Majadahonda), Clínico, Severo Ochoa (Leganés) y Príncipe de Asturias (Alcalá de Henares).

Evitar desplazamientos

“En las entrevistas que realizábamos, las mujeres nos referían que la principal dificultad para ser donantes era el desplazamiento para entregar la leche“, señala la neonatóloga.

Y buscaron una solución.

Tras el intento fallido de que la Consejería de Sanidad financiase el proyecto, el banco de leche alcanzó un acuerdo con la Fundación Infantil Ronald McDonald, que subvenciona el servicio y se hace cargo del transporte hospitalario y de la formación específica de las tres personas que recogen la leche por toda la región.

Ahora, durante la crisis sanitaria, hay lugares como Granada donde un grupo de taxistas se han ofrecido voluntarios para hacer la recogida durante el confinamiento, elogia la doctora.

En España -que cuenta con quince bancos de leche- hay cinco comunidades (Canarias, Castilla-La Mancha, Navarra, La Rioja y Murcia) que no tienen, una carencia que García Lara confía en que se solucione pronto porque la inversión que requiere es mucho menor que los beneficios que aporta.

Unos 28.000 prematuros al año

En España nacen al año unos 28.000 prematuros -antes de la semana 37 de gestación- de los que cerca de 500 son grandes prematuros -menos de 32 semanas de gestación o un peso inferior a 1.500 gramos-.

La evidencia científica tiene sobradamente demostrado que la leche materna es el mejor alimento para los prematuros y los recién nacidos enfermos, que los protege frente a la infección nosocomial y favorece una mejor tolerancia digestiva.

A largo plazo, los niños alimentados con leche materna presentan un mejor neurodesarrollo y un menor riesgo de enfermedades cardiovasculares.

Por eso, los principales candidatos a ser alimentados con leche donada son los prematuros de menos de 1.500 gramos, los que están graves o con serios problemas digestivos y los que padecen cardiopatías.

Y ahora también se les ofrece a los neonatos de madres contagiadas por coronavirus hasta que éstas se recuperan.

La COVID-19 no se transmite a través de la leche materna pero, dada la facilidad de su contagio por contacto, inevitable durante la lactancia, en algunos hospitales se les ofrece la posibilidad de alimentarlos con leche del banco hasta que se recuperen.

Cientos de niños se benefician cada año del banco de leche

Desde la apertura en 2007 del banco de leche regional, más de 1.900 mujeres han donado 12.000 litros a más de 4.000 niños.

El banco asiste a entre 600 y 700 niños al año y cuenta con una dotación anual de leche de entre 1.800 y 1.900 litros.

“Una cantidad que antes de la pandemia se preveía aumentar con la recogida a domicilio”, reconoce García Lara, que explica que la COVID-19 obligó a paralizar la captación de nuevas donantes para evitar que acudiesen al hospital.

Todavía hay reservas

No obstante, el banco de leche todavía tiene reservas porque, con el inicio de la recogida a domicilio, “el primer trimestre fue muy bueno”.

En este momento cuenta con unos 200 litros de leche, que equivale al consumo de “algo más de un mes“, señala la responsable del banco que advierte de que “el déficit se irá notando progresivamente“.

Y es que las donaciones son limitadas y hay que empezar a buscar nuevas donantes.

No puedes parar la máquina“, advierte, y aboga por hacer algo similar a lo que se está haciendo con los donantes de sangre, que van al hospital, “estableciendo un protocolo de seguridad”.

Unas 300 donantes al año

El banco de leche regional cuenta con una media de 300 donantes al año, que aportan entre 6 y 7 litros cada una. El tiempo de donación suele ser el de la lactancia de su bebé, es decir, unos tres o cuatro meses porque habitualmente está condicionado por su baja maternal.

Aunque hay excepciones.

Hay mujeres que mantienen la donación un montón de tiempo con un compromiso brutal”, dice la neonatóloga que cuenta el caso de una madre que colaboró durante casi tres años y aportó 350 litros de leche.

Y explica que el primer criterio para ser donante es que tengan establecida la lactancia de su hijo, por eso suelen empezar a las tres o cuatro semanas del parto.

Mujeres formadas y comprometidas

Son mujeres formadas, comprometidas y conocedoras de los beneficios que la leche materna tiene para los neonatos.

La mayoría son mujeres con embarazos a término que han tenido niños sanos; otras son madres de prematuros. Sus bebés permanecen ingresados bastante tiempo y están muy comprometidas porque sus hijos se han alimentado con leche del banco hasta que ellas han conseguido producir la suya.

Y aproximadamente un quince por ciento son madres de bebés fallecidos. “Donar les ayuda mucho a integrar la pérdida, a validar su maternidad y a sacar algo bueno de esa experiencia”, es similar a la donación de órganos cuando un hijo muere en un accidente de tráfico, argumenta.

Macarena Baena Garrido | EFE Madrid

Fuente: Agencia EFE

Share:

administrator

Energía Estéreo se definen como una cadena musical que combina las últimas tendencias de los ritmos latinos y europeos. Salsa, merengue, vallenato, bachata, cha-cha-chá, reggaetón, electro latinó, dance y pop entre otros. Además la cadena emite breves boletines de noticias de toda índole: Así mismo programas sociales especialmente de ayuda a inmigrantes. El resultado es una programación innovadora, multicultural, variada, fresca y vanguardista. Una propuesta radial que resulta irresistible para el mundo latino y europeo que nos puede escuchar a través de internet.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.